18/10/11

MAR DEL PLATA - DRAGADO del PUERTO





CRONOLOGÍA de UN ROBO MILLONARIO



Casi un año y medio después de ser elaborado un proyecto de ley para declarar la emergencia el funcionamiento del puerto de Mar del Plata por falta de dragado, el Congreso sancionó la Ley 26.318 en noviembre de 2007. El objetivo de la ley es realizar las obras de dragado que devuelvan la plena operatividad a la estación marítima. Se faculta al Jefe de Gabinete de Ministros, la asignación de una partida presupuestaria para el inmediato dragado de dicho puerto. También la ley comprometía al Poder Ejecutivo nacional, a efectuar a través de los organismos correspondientes, los estudios técnicos y los trámites administrativos pertinentes, a los efectos de “aperturar” las obras de dragado en un plazo no mayor a los treinta días, contados a partir de la entrada en vigencia de la ley.


En enero del 2008 los fondos para el dragado del Puerto de Mar del Plata ya estaban asegurados en el presupuesto. El dragado comienza ese mismo mes en el canal alternativo de acceso al puerto de Mar del Plata. Como es sabido, el canal principal no se puede utilizar porque está obstruido desde hace años con arena. Este inconveniente impide el ingreso de embarcaciones de gran calado, por lo que significa un perjuicio para el desarrollo del comercio exterior. Es de destacar que la tarea de dragado fue dispuesta por el anterior titular del Consorcio Regional Portuario, Mario Del' Olio. El actual presidente, Eduardo Pezzati, aplaudió el inicio de los trabajos.
La Presidenta viajó en octubre de 2008 a Mar del Plata para la firma del convenio de dragado. En su discurso dijo: “Venimos a contribuir con obras puntuales, concretas para mejorar la calidad de vida no solamente de los que viven aquí todo el año, sino quienes eligen a la ciudad como destino turístico”. El convenio se firmó con el Consorcio Regional Portuario y preveía el envío de la draga 259 Mendoza con su personal durante 15 meses. En ese momento se calculaba una inversión hecha de más de 10 millones de pesos y otros 17 millones de pesos a ejecutarse entre 2008 y 2009 que debe lidiar con la falta de profundidad en el canal de acceso al puerto Mar del Plata
En marzo de 2009, el presidente del Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata se paseaba por Miami ofreciendo a la ciudad como puerto de amarre de cruceros de lujo y aseguraba la existencia de altas posibilidades —a partir de sus eficientes gestiones— de que estas embarcaciones atraquen en la estación marítima local en la temporada 2010/2011. Sin embargo, cada día que pasaba complicaba más la llegada de la Draga 259 “Mendoza”, la herramienta supuestamente indispensable que podría hacer realidad el “sueño compartido” de Pezzati y otros funcionarios.


El motor principal de la Draga, se funde en junio de 2009. Venía fallando desde que arribó a Mar del Plata el 22 de abril de 2009, luego de varias postergaciones y falsos anuncios. Los peritos detectaron la fundición de dos bielas del cigüeñal. Estimaban que estaría al menos 30 días parada. Pero Pezzati, optimista infundado, aseguraba que serían apenas la mitad, cuando los peritos estaban todavía analizando los motivos que generaron la falla en los dos cojinetes de biela.


En agosto de 2009, el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, supervisó el dragado del puerto de Mar del Plata. Explicaba: “Desde el gobierno nacional se apuesta fuertemente a darle mayor vitalidad a la Ciudad, con obras como las de la draga, que no se realizaban desde 1998”. Schiavi resaltó que “para Mar del Plata el puerto significa una parte esencial de su estructura económica y social, y que el abandono en el que estaba perjudicaba fuertemente sus actividades”. También se mostró esperanzado en lograr “mayor operatividad” en la terminal portuaria “con el dragado en el corto plazo" y, con el tiempo, hacer viable la posibilidad de “recibir naves cruceros, y veleros escuela de todo el mundo así como permitir el acceso de barcos de mayor calado y lograr el abaratamiento de los fletes”.

El funcionario estaba acompañado por el director nacional de Puertos Navegables, José Beni y el delegado de la Dirección Nacional de Vías Navegables, José Pérez de la Sierra, entre otras autoridades del sector. Se informaba que desde el 1º de agosto de 2009, la draga operaría los siete días de la semana extrayendo en 30 días aproximadamente 19.900 metros cúbicos de arena en el Canal de Acceso Base Naval y Dársena de la misma. En tanto que, en el Canal de Acceso Exterior y Banco Sur adyacente al anterior, se extrajeron 80 mil metros cúbicos de arena. De esta manera, avanzaba la iniciativa de dragado del Vaso Portuario y Canal Principal del Puerto de Mar del Plata, con un proyecto ambicioso que preveía remover alrededor 2 millones y medio de metros cúbicos en un plazo estimado de 14 meses para lograr las metas previstas.
En realidad, la premura de los funcionarios se explicaba porque se acercaba el bicentenario y Mar del Plata era puerto de las fragatas del bicentenario. Sin dragado, “caput” fragatas y Cristina se había comprometido con este evento internacional dentro de los festejos.

José Pérez de la Sierra —junto con Débora Giorgi y la presión del SIPEDyB (Sindicato de Personal de Dragado y Balizamiento)— convencieron a Pezzati de que la draga 259 Mendoza, una draga de succión por arrastre, era la mejor opción para encarar el dragado.


La draga 259 Mendoza, cuya historia reseñé en otra investigación sobre este tema (ver nota relacionada al pie), es de arrastre y no de corte. Es decir, chupa el material que saca del canal y lo vierte frente a las playas de cabo Corrientes, para aportar relleno a las playas. Esto es una barbaridad que no soporta el mínimo análisis del sentido común. Todo el material que la draga vuelca frente a las playas vuelve obviamente al canal.


Hoy el canal sigue tapado. La draga sigue dragando. ¿Quiénes firmaron los estudios técnicos y los actos administrativos pertinentes? Desde el Congreso no se siguió la ejecución de la ley a través de la bicameral. Tampoco se instó a que la AGN, como órgano constitucional que asiste técnicamente al Congreso en el control del estado de las cuentas del sector público, auditara esta escandalosa estafa.


No es lo mismo vaciar una cantara o bodega frente a la playa que un refulado (relleno) con una draga de corte donde su tubería se instala sobre la playa a rellenar (refulado). Los estudios de deriva de la costa marplatense indican técnicamente la estafa a la que nos sometieron nuestros representantes comunales, el Gobernador Scioli, Débora Giorgi y demás tránsfugas. Debajo aporto dos videos explicativos de una draga de corte y de una draga de arrastre. Asimismo dejo el link de un amigo Patriota Francisco Javier de Amorrotu especialista en el tema de hidrología y corrientes convectivas, que explica técnicamente la estafa a la que nos sometieron y que insisto, la AGN y la Secretaria de Transparencia deberían investigar. Es claro que aquí nadie va “preso” por robar al Estado, simplemente porque nadie va preso por adulterar medicamentos oncológicos ni por ser parte de la mafia de la efedrina.


Aquí otra muestra de que la Patria no demanda nada si Dios no lo recuerda. Reitero que desde la “escribanía” que es el Congreso de la Nación, la bicameral no informó palabra alguna a la fecha.

Aplausos a este “Sueño Compartido II”: sigue la cronología

En abril de 2010, arribó un equipo de filmación de Alemania para reflejar todos los circuitos turísticos que podían realizar en esta parada marplatense los cruceros que vendrían en los sueños de Pezzati and Co. Trekking y escalada en las sierras de Los Padres, laguna La Brava, excursión al Museo Fangio, cuatriciclos en Miramar formaban parte del abanico de posibilidades. Calculaban que 600 turistas tomarían parte de las excursiones.


Pero en enero de 2011, la naviera Aida Cruisse, propietaria del crucero que no pudo entrar a Mar del Plata, analizaba iniciar acciones legales contra el Consorcio Portuario. Laura Paretta, de Dynamic Viajes, calificó a Pezzati de “patético”. El crucero Aida Cara estaba bien lejos de las costas marplatenses pero el fuego de la polémica que dejó tras el rebote contra el castillo de arena que existe en la boca del puerto local, todavía no se extingue. “Para ese entonces teníamos reservados 11 micros, 11 guías y 11 intérpretes de alemán para recibir a los turistas que bajarían del Aida Cara para hacer distintas excursiones por Mar del Plata y la zona” Los operadores cumplieron todos los requisitos. La imposibilidad de arribo del crucero, mostró la corrupción en torno al dragado. Quedó en evidencia que las lecturas de batimetrías eran mentira y los redactores de disposiciones de apuro corruptos.


Nadie se hizo cargo, ni el Intendente de Mar del Plata, ni el Concejo Deliberante, ni el gobernador Scioli, ni Débora Giorgi, ni José Pérez de la Sierra, ni Schiavi, ni Beni, ni Pezzati, ni el Consorcio Portuario. Nadie tiene responsabilidad alguna, total el pueblo paga, ellos roban al contribuyente que los vota.


El gobernador Daniel Scioli y Aldrey Iglesias, dueño del multimedio La Capital hablan maravillas de la gestión de Gustavo Pulti, pero de este papelón silencio absoluto y todos están en sus cargos y van por más. El pueblo paga.

¡Más aplausos por favor!

En julio de 2011, la realidad del puerto de Scioli es descripta descarnadamente por uno de los prácticos que debe lidiar con la falta de profundidad en el canal de acceso al puerto Mar del Plata: “Acá en Mar del Plata somos África. Pero no Durban o Ciudad del Cabo. Somos Matadi, en Zaire, sobre el Río Congo”, especifica el práctico del puerto Marplatense para ejemplificar el grado de improvisación que hay en todas las líneas de gestión oficial del Consorcio Portuario. Las críticas a la gestión oficial del Consorcio Portuario son categóricas: ‘Hace 27 meses que llegó una draga y no estamos mejor’”, resume el capitán.


En septiembre de 2011, una batimetría reveló un avance de 10 metros sobre el canal de acceso al puerto marplatense. La Prefectura pedirá el informe y evaluará reducir la eslora máxima autorizada a ingresar. “Ya no es un canal”, reveló Marcelo Smith, práctico del puerto. La draga volvió a ¿funcionar? Antes de la realización de la batimetría, Walter Sivina, gerente general del Consorcio, había dicho que el canal secundario mantenía una operatividad de 110 metros. El funcionario refutó en declaraciones al diario El Atlántico, la información publicada en Revista Puerto.

Un nuevo convenio de dragado integral

Desde el 2008 dilapidamos millones silenciosamente en una draga que no sirve para este trabajo y todos lo saben. Pezzati miente, el statu quo político y sindical del dragado calla ¿Por qué?
Un nuevo robo se encuentra en marcha. En octubre de 2011, el Gobierno nacional, la provincia de Buenos Aires y el municipio de General Pueyrredón firmaron un convenio para el dragado integral del puerto de Mar del Plata y el refulado de las playas céntricas. La inversión estimada de 180 millones de pesos será aportada en su mayoría por la Nación y la Provincia. De la firma del documento participaron, además de Schiavi, el subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Ricardo Luján, y el intendente del partido de General Pueyrredón, Gustavo Pulti. “Eso nos va a permitir remover más de 1 millón 200 mil metros cúbicos de arena en la boca de acceso al puerto y, en lugar de tirarlo en el mar, va a ser lanzado sobre las playas”.


Schiavi opinó que “cuando un gobierno nacional, uno provincial y uno municipal se ponen de acuerdo para llevar adelante una obra de 180 millones de pesos, es que hay algo más, que existe la voluntad de poder concretar un sueño, un objetivo, un desafío común: que la Argentina siga creciendo y generando empleo”.


El del discurso oficialista va por más. “En la Argentina no existe una draga para hacer el refulado en Mar del Plata”. El presidente del Consorcio Regional Portuario de Mar del Plata, Eduardo Pezzati, en marzo de 2011, reconoció que para llevar adelante el refulado de arena como proyecto conjunto entre el municipio, la Provincia y la Nación, se necesita una draga de corte, pero según él no existe en Argentina. Tiene tanta seguridad como cuando aseguraba que la draga 259 Mendoza iba hacer posible la entrada de cruceros en la temporada 2010/2011.


La draga que está prolongando la cloaca al mar es de corte y potencia. Y esta hace meses operando y estuvo amarrada en la base naval, o sea es imposible no verla. Estamos en los albores de una nueva estafa corrupta. Son capaces hasta de fabular que no existe una draga que draga en frente de la ciudad y a la vista de todos. Semejante mentira exige otras mentiras para sostenerse. Seguramente en breve saldrá a conocimiento público, que el lecho del canal tiene sedimentos sólidos imposibles para esa draga. Sin embargo, esta draga operó en Bahía Blanca con fondo de piedras, en Necochea con mucha piedra también, en el canal Emilio Mitre cortando islas en el Rio Paraná y en la construcción del túnel subfluvial.


La licitación del dragado fluvial de la hidrovía tiene un costo de 4,48 U$S el m3. En el mar el costo oscilara entre 5 y 7 dólares. Para dragar 1 millón 200 mil metros cúbicos, se necesitarían como máximo 9 millones de dólares. El dragado se paga por metro cúbico. La draga tiene un caudalímetro lacrado el cual indica los metros cúbicos dragados y las horas de marcha. ¿Cuánto costara en Mar del Plata? 37 millones dólares. Para fundamentar esta diferencia se pergeñarán múltiples respuestas. Pezzati debe haber contribuido con la idea de traer una draga de Malasia con remolque internacional incluido para hacer el nuevo proyecto.


Son muchos los estudios que indican la solución para el puerto de Mar del Plata. La construcción de defensas evitaría el dragado continuo de los millones del contribuyente, si pero se acabaría esta manera tan “política” de robar la Nación y terminaría otro sueño. Si sumamos los millones que se vienen gastando, ya estarían avanzadas las obras de defensa del canal.


La licitación del dragado de Mar del Plata es pública (pero no está publicada). ¿Cómo estará contemplada en el pliego la parte más interesante que es la fiscalización? ¿Por un ente independiente, calificado, o por el Consorcio Portuario, la intendencia y el gremio de dragado que ya demostraron lo bien que controlan? ¿Los trabajos de batimetría y las lecturas de caudalímetros de descarga de la draga van a estar publicados día a día on line en la web junto a la posición de la draga para saber cuántos metros avanzo por día el dragado?


Finalmente la AGN deberá intervenir como órgano de control independiente de la estructura funcional de la Administración Pública para garantizarnos que otra vez no se robe el dinero público, evitando así engrosar la lista de nuevos ricos a costillas del pueblo.


Reitero que llama la atención que las autoridades desconozcan que la empresa Súper Cemento-Dyopsa esta dragando el área de la cloaca máxima con una draga de corte, siendo esta empresa otra favorita de la familia Presidencial y sus funcionarios “de vidos”. Es muy sospechoso que digan que no hay dragas disponibles en el país para este trabajo habiendo una en Mar del Plata que puede hacer perfectamente este trabajo. ¿O será otra licitación a medida?


Finalmente coincido plenamente con el Gobierno en no efectuar el dragado del Rio Uruguay dado que esa obra favorece únicamente el desarrollo del área Nueva Palmira en desmedro de los puertos del Rio Paraná e impactaran directamente sobre la navegación del canal Emilio Mitre. Bastante es con pagarle millones a una empresa mal nacida por el pacto de Olivos para que además les paguemos a los uruguayos un trabajo que perjudicara nuestros Puertos. ¿O nos declaran la guerra?
Pero no callo los actos de corrupción continuos que están desbastando a nuestra sociedad.

Roberto Maturana Oficial de Marina Mercante-Investigador